(Entrevista)

Entrevista | Dan Graham

Dan Graham
Dan Graham en Santiago de Compostela. Foto: Pepucho

«Que los arquitectos se crean artistas es como una enfermedad»

Fala Dan Graham

Dan Graham considera que su obra es más barroca que minimal. Lo explica delante de sus piezas en la galería compostelana SCQ . Obras como reducciones a escala de pabellones para grandes espacios, hechas con cristal que, según se mire, deforma la realidad o la descubre. La exposición Dan Graham now se inaugura esta tarde (20 horas) en Compostela.

 -Los cristales que utiliza en su obra ofrecen una imagen que altera la convencional. ¿Es ironía o parodia?
-Es parodia. Tiene algo que ver con las mejores piezas de Oldenburg. Es una parodia con el mismo sentido con el que hice un pabellón en Austria y lo hice con forma de estrella de David, con una lámina de agua para que los niños jueguen en ella.

-¿Quiere que la gente juegue con la imagen que devuelven los espejos?
-Es una propuesta subjetiva. Hay cristales reflectantes y transparentes. No es solo una manera de relación con ellos mismos, sino también con los demás. Los niños pueden verse como superhéroes y las mujeres delgadas. Pero los demás también pueden verlos así. Algunas de las piezas son proyectos para espacios infantiles porque muchos de los fondos de los museos vienen de sus programas pedagógicos.

 -¿Cómo ha cambiado desde que en 1997 expuso en el CGAC?
-Aquella fue una exposición retrospectiva. Esta exposición es un adelanto.
 
-¿Pero es más arquitecto o más artista?
-Soy un híbrido.

Eisenman confunde filosofía con abstracción

Dan Graham

-Desde el punto de vista del artista, ¿qué opina de los arquitectos que actúan como artistas?
-Que los arquitectos se crean artistas es como una enfermedad. Pero al revés también lo es y quizá yo tenga alguna culpa por mis trabajos de los noventa.

 -¿Conoce la Ciudad de la Cultura de Eisenman?
-Eisenman confunde filosofía con abstracción. No sé para qué sirve la Ciudad de la Cultura y eso es ya es un problema. El Guggenheim, por lo menos, se ve desde el avión cuando llegas a Bilbao.